Piedra natural es cada vez más referencia en la construcción sostenible

11/09/2014
Opernturm Building

Ciclo de vida largo, facilidad de mantenimiento, reciclaje y buenas prácticas en las canteras y en la producción justifican la preferencia.



Transcurría el año 2009 cuando OpernTurm fue erguido en el cielo de Frankfurt, en Alemania. El edificio de 42 pisos, 170 metros de altura y 66 mil m2 de área trajo al paisaje de la ciudad una apariencia diferente. Y un nuevo estatuto: OpernTurm fue uno de los primeros edificios europeos de oficinas a obtener la “verde” certificación LEED.

La caliza (de origen portuguesa) que reviste más de la mitad del área de las fachadas del edificio diseñado por Christoph Mäckler permite ahorrar más o menos un 20 por ciento de la energía necesaria para enfriar un piso. Los cristales de alta performance y la sombra proporcionada por la profundidad de las ventanas reducen la radiación solar directa y la necesidad de refrigeración mecánica.

Estas son algunas de las características que confieren al OpernTurm la certificación LEED — Leadership in Energy & Environmental Design, el prestigiado programa de la organización no gubernamental americana U.S. Green Building Council — USGBC que certifica la construcción sostenible.

El concepto está en el orden del día y es una exigencia del marcado actual. De forma resumida, para que un edificio sea sostenible, es necesario que durante todo el ciclo de vida las estructuras creadas y los procesos utilizados sean ambientalmente conscientes y eficientes, racionalizando los recursos y protegiendo la salud de las personas.

También los materiales utilizados en la construcción del edificio deben tener un ciclo de vida sostenible. De la extracción a la producción, pasando por la aplicación y reciclaje, todos los procesos deben ser concretizados de forma ambientalmente eficiente.

Es en este contexto que la piedra natural es cada vez más la materia prima utilizada cuando se parte para la construcción sostenible. Contribuyen para eso atributos como el ciclo de vida largo, la durabilidad, la facilidad de mantenimiento, el reciclaje y las buenas prácticas en las canteras y en la producción.

Con este texto, iniciamos una serie de artículos en los cuales profundizamos algunos temas mencionados arriba y abordamos otros tantos, con el objetivo de explorar el papel cada vez más relevante de la piedra natural en la construcción sostenible.